Portal del Gobierno del Estado de México

Gobierno del Estado de México 

Estado

 

Teotenango (Tenango del Valle)

 

Fuente:

Instituto Mexiquense de Cultura 

 

En el lugar de la muralla sagrada o divina

Zona Arqueológica

La zona arqueológica de Teotenango está ubicada sobre el cerro Tetépetl, el cual se encuentra al oeste del pueblo de Tenango de Arista, a unos 2 700 MSNM; y fue la ciudad fortificada más importante del Valle de Toluca o Matalcingo, edificada por los teotenancas y matlatzincas en tiempos anteriores a la conquista española.

Dicho cerro Tetépetl, compuesto de rocas andesíticas basálticas, tiene la forma de una meseta alargada, con flancos naturales o cantiles que varían de 70 a 250 metros de altura y cuya superficie rocosa cubre unos 16.5 kilómetros cuadrados; pero el asentamiento humano sólo tuvo lugar en el extremo oriental del cerro, el cual fue acondicionado por medio de terraceados y rellenos artificiales, cubriendo una superficie de cerca de dos kilómetros cuadrados.

Exceptuando esa parte oriental, ayer como hoy, el resto del cerro está cubierto por un manto de lava gris oscura, producto de una erupción volcánica que tuvo lugar hace 10 000 años y que configuró un terreno de “mal país” accidentado, sobrepuesto a la vieja formación andesítica basáltica que constituye el cerro, y ese terreno apenas soporta una vegetación de chaparral, salpicada de pinos pequeños, en donde no puede practicarse la agricultura.

Y ese manto de lava que surgió por la erupción volcánica en tres puntos del mismo cerro, al ir corriendo por su superficie bajó hacia el lado sur bloqueando los angostos arroyos que fluían por esa parte, haciendo que el agua se volviera subterránea y aflorase en algunos manantiales; de modo que los teotenancas y matlatzincas no contaron con ríos ni arroyos para el aprovechamiento del agua potable, sino que tuvieron que hacer uso de esos manantiales de la parte baja y adaptar algunas hondonadas del cerro como jagüeyes en la época de lluvias.

Etimología
En varias fuentes históricas del siglo XVI aparece ya citado Teotenango, nombre que se deriva de “teotl” (dios, sagrado, divino, auténtico, verdadero), de “tenamitl” (muralla, cerco, albarrada) y de “co” (lugar, en); o sea que Teotenanco puede ser traducido como: “en el lugar de la muralla sagrada o divina”, “en el verdadero lugar de la muralla”, o “el auténtico lugar amurallado”, usándose el vocablo “teotl” para distinguir a este antiguo lugar de otros sitios fortificados o tenancos posteriores, que fueron comunes en los tiempos prehispánicos cercanos a la conquista española.
Así, en la Relación de Teutenanco, escrita en 1582, se dice que el pueblo se llamaba así “por el cerro pedregoso que tiene con albarradas de piedra... hechas para su defensa”, es decir, amurallado, pero el cronista Chimalpahín, en sus Relaciones Originales de Chalco-Amaquemecan, nos dice que el lugar fue conocido también con el nombre de “Cozcuauhtenanco” (el lugar amurallado de los Cozcacuauhtlis o Zopilotes Reales), en atención a la orden militar de los teotenancas-matlatzincas que adoptaron a esa ave como símbolo de su agrupación guerrera.

Lo anterior se observa bien en el famoso “panhuehuetl” o tambor musical de Teotenango, hecho de madera y decorado con un cozcacuauhtli (águila bermeja o zopilote real) que se enfrenta a una águila (cuauhtli), es decir, el enfrentamiento de teotenancas-matlatzincas y mexicas, simbolizados por sus respectivas aves u órdenes militares; aunque la adopción de esa ave se remonta a tiempos más antiguos, ya que en una lápida de sección triangular, hallada en el lugar, aparece grabado un zopilote real con cuerpo de mariposa, relacionado con el culto a Quetzalcoatl y con los teotenancas, hacia 1000-1200 d.C.

Periodificación
Las exploraciones arqueológicas han revelado que Teotenango pasó por cinco periodos de ocupación y desarrollo, los cuales han sido denominados con palabras matlatzincas, cada uno de ellos con ciertos rasgos característicos y fechas relativas de duración; periodos que cubren unos 1 000 años de evolución sociocultural, desde los finales de Teotihuacan hasta la conquista del lugar por los españoles.

Toponimia
Teotenango, nombre del idioma náhuatl, significa “en las murallas divinas” o “en las murallas donde están los dioses”, de Teotl “dios”, Tenamitl “muralla” y Co “lugar”.
Teotenango, con el tiempo se convirtió simplemente en Tenango, que significa “en las murallas”. Es fácil inferir que fue el evangelizador quien suprimió a Teotenango, Teotl, cuyo significado de dios o divino no podía permitirse atribuírselo a unas murallas o a unos ídolos.

La toponimia de Teotenango, es clara. Sabemos que factores topográficos, orohidrográficos, de flora, fauna y de panteones; de oficio u ocupación de los habitantes de un pueblo o de posesión de una cosa, definen las toponimias náhuatls y en este caso, los restos de grandes murallas, construidas por el hombre, en esta zona arqueológica, evidencian el origen de Teotenango y sólo faltarían los dioses que, indudablemente existieron.

Bajo estos conceptos, tendremos que desechar otras etimologías que nos dan diversos autores, sosteniendo que el nombre correcto es Tetenanco, “en las murallas de piedra”, de Tetl “piedra”, Tenamitl “muralla” y Co “lugar”. Sin más elementos que los que tuvieron las personas que sostienen que el nombre correcto de Teotenango, ahora Tenango, es Tetenango, este nombre sería correcto porque corresponde a los factores topográficos del lugar, pero no es la cuestión estudiar el nombre adulterado, sino el antiguo y verdadero de este pueblo o sea Teotenango.

El jeroglífico del lugar compuesto del signo muralla y del glifo Teotl, dios o divino, definen la toponimia y así Teotenango, significa “en las murallas divinas”, porque con seguridad, en las grandes murallas, cuyos restos aún son perfectamente visibles, estarían los dioses, para significar de otra manera Teotenango “en las murallas donde están los dioses”.

Conjunto B. Está integrado por un basamento para templo, consta de tres cuerpos superpuestos con escalinata y alfarda. Al frente de dicha estructura se encuentra un altar de pequeñas dimensiones, mientras que alrededor se sitúan varias plataformas de uso habitacional. Algunos de los monumentos estaban revestidos de pequeñas lajas imbricadas, particularidad que es característica de la arquitectura otomí. De acuerdo a las investigaciones arqueológicas, se sabe que tanto los templos como las habitaciones estaban techados con una estructura de morillos sobre los que se tendía una gruesa capa de lodo para sellar perfectamente. Todos los espacios cubiertos tenían pisos de estuco y se detectó la existencia de fogones que se empleaban en la preparación de alimentos y para mantener el calor de las habitaciones.

  Teotenango, Tenango del Valle, zona arqueologica
Ir arriba    
Acerca de Gobierno   Comunicación Social
Leyes y reglamentos
Periódico Oficial "Gaceta del Gobierno"
Transparencia Fiscal
Preguntas Frecuentes
Plan de Desarrollo

  Comunicados de Prensa
Videos de las conferencias
Archivo fotográfico
Entrevistas
Discursos
     
SEGURIDAD
www.edomex.gob.mx/ssc
  TRANSPARENCIA
transparencia.edomex.gob.mx/
 
 
 
Contáctanos  
Ayúdanos a mejorar
Danos tu opinión o vota una propuesta
Portal móvil
Versión optimizada para dispositivos móviles.
Atención Ciudadana
Quejas
Solicitudes de transparencia
Redes Sociales
Escribe al webmaster
 
     
SALUD
salud.edomex.gob.mx/
  EDOMEX.GOB.MX
Algunos Derechos Reservados 2011 Gobierno del Estado de México | Avisos Legales | Acerca del portal | Mapa de Sitio | Dudas y comentarios Webmaster | ¡CSS Válido!